domingo, 14 de febrero de 2010

Yo pensaba que los SMS eran gratuítos

 "Yo pensaba que los SMS eran gratuítos". Esto es lo que oí por boca de una joven persona muy cercana a mí hace unos días. 
Sin llegar a estos extremos, los SMS se han convertido en una forma muy barata de comunicación entre los jóvenes. Su coste es más reducido que las llamadas normales y les permiten establecer un "chateo" continuo.
Pero, como siempre, hay mucha gente pendiente de los hábitos de los consumidores y de la mejor forma de sacarles el dinero. Una de las más exitosas en los últimos tiempos, en España, ha sido la organizada por el llamado Club Blinko. Esta empresa perteneciente al grupo BUONGIORNO ha sido y es protagonista de numerosísimas quejas de estafa por parte de los usuarios. Podemos encontrar múltiples menciones a sus manejos en la Red con sólo escribir "Club Blinko" en cualquier buscador.

El objetivo es conseguir que un usuario pida el alta en el servicio de este club. Esto puede hacerse de dos formas tal y como está reflejado en los TERMINOS Y CONDICIONES GENERALES de su página: mandando ALTA con un SMS o mediante páginas Web llamadas Splash Page:


"Servicios de suscripción: el usuario solicita el alta a un servicio de suscripción a través del envío de un mensaje (SMS) de ALTA al número corto que en cada momento se publicite o mediante la cumplimentación de una splash page en Internet que promociona dicho servicio. En caso de que el ALTA se realice mediante SPLASH PAGE, el usuario ha de introducir en la Web su número de teléfono, y aceptar las Condiciones del Servicio. Una vez hecho esto, recibirá en su teléfono móvil un mensaje con un código PIN que deberá introducir en la Web para completar la suscripción."


Una vez que una persona se ha dado de alta empezará a recibir en su móvil una serie de SMS que ella misma tiene que pagar y que le hacen engrosar su gasto de forma incontrolada:
"Tras confirmar la suscripción, el usuario recibirá de manera periódica en su teléfono móvil una serie de mensajes que supondrán créditos que le permitirán descargar en su teléfono móvil contenidos y recibir servicios..."
Mucha gente cree que no ha solicitado ningún alta o que no ha firmado ningún contrato, pero la aceptación del SMS de confirmación sella el acuerdo entre las dos partes que no podrá ser roto hasta que se pida la baja. Y es aquí donde mucha gente tiene problemas, porque no sabe cómo se hace esto. Reproduzco a continuación el procedimiento que la empresa ha detallado:


"El servicio continuará activo hasta que el propio usuario solicite de manera expresa la baja del mismo. Dicha baja se podrá solicitar:
-       Mediante el envío de un SMS con la palabra BAJA al número corto a través del cual se dio de ALTA (si la suscripción se realizó mediante SMS) o al numero corto del que se están recibiendo los SMS de suscripción;
-       A través del servicio de atención al cliente de MYALERT solicitando la baja mediante correo electrónico a clientes.es@buongiorno.com o a través del número 902010150"
La última modalidad de captación es la de creación de páginas Splash, del tipo: "Conoce tu futuro", "¿Quieres saber cuándo vas a morir", "Test de inteligencia", "Tu nombre en élfico", etc. Una vez que se pincha en estos banners se le solicita al usuario su número de teléfono y vuelta a empezar con el proceso de alta.





1 comentario:

  1. Manda BAJA al numero corto solamente, si pones alguna otra palabra no se hace efectiva, y se de que hablo jejeje...

    ResponderEliminar

Entradas populares