domingo, 30 de octubre de 2011

¿De verdad fuimos a la Luna?

Una de las teorías conspirativas más extendida es la que sostiene que el hombre jamás piso la luna y que todas las imágenes de la aventura espacial son un invento de la NASA en colaboración con la industria cinematográfica estadounidense.
He encontrado un estupendo programa de ETB, creado por José A. Pérez, autor del blog "Mi mesa cojea", guionista en "El Hormiguero" y "El Club de la Comedia", presentado por Luis Alfonso Gámez, que da un repaso a las teorías negacionistas más conocidas y las pone a prueba.


Promo Excépticos ¿Fuimos a la Luna?



Las teorías que se analizan en este programa son:
  1. Las fotografías que se realizaron en la Luna son de muy buena calidad.
  2. Las sombras, teniendo en cuenta que la única fuente de luz es el Sol, no son paralelas y por lo tanto delatan la presencia de focos de estudio.
  3. La bandera que los astronautas clavaron en la superficie lunar ondea de forma visible, y en la Luna no hay viento.
  4. En ninguna de las fotos que se hicieron se ven las estrellas. Teniendo en cuenta que en la Luna no hay atmósfera, las estrellas se deberían ver perfectamente.
  5. Los ordenadores de aquella época eran muy rudimentarios.
  6. En las fotos, los astronautas aparecen perfectamente iluminados, incluso cuando están en sombra.
  7. El astronauta Michael Collins aparece afeitándose en una foto, pero llegó a la Tierra con bigote.
  8. Muchos astronautas han muerto en circunstancias extrañas.
  9. La impresión de la huella de la suela de la bota de un astronauta en el polvo lunar es sospechosamente perfecta a pesar de que en la Luna no hay humedad.
  10. Si ya estuvimos una vez ¿por qué no hemos vuelto?
Pilares fundamentales de las opiniones contrarias a la llegada del hombre a la luna son:

  • El primer libro que dio origen a la conspiración lunar: We never went to the Moon (Nunca fuimos a la luna) de Bill Kaysing y Randy Reid, publicado en 1974, reeditado en 1981 y 2002. En esta obra se habla por primera vez de las irregularidades observadas en las fotografías lunares, tales como la ausencia de estrellas.
  • El documental Opération Lune, del director franco-tunecino William Karel, emitido en el canal francés ARTE y rodado en 2002, que en realidad es un falso documental, emitido el 1 de abril de 2004, día de los Inocentes en Francia. A pesar de ser una broma, mucha gente se lo ha tomado en serio y lo aporta como prueba irrefutable de la negación espacial y de la participación de Stanley Kubrick en las filmaciones fraudulentas. Esto es igual que los que consideran la película de humor Torrente como apología franquista en lugar de lo que es: una intencionada y exagerada burla de ese pensamiento. 




Video completo


Por si alguien no tiene tiempo o ganas de ver el video completo (él o ella se lo pierde) haré un resumen de las explicaciones más importantes: algunas tomadas del reportaje y otras interpretaciones mías.
  • Las fotografías son de muy buena calidad porque los astronautas llevaron cámaras de la mejor calidad. Una cosa es que los ordenadores no fueran los de hoy y otra muy diferente es el evolución de la Fotografía que ya estaba excepcionalmente desarrollada.
  • La premisa de que con una sola fuente de luz todas las sombras deben ser paralelas es falsa. Los relieves del terreno y la disposición de los objetos demuestra empíricamente lo contrario.
  • La bandera no ondea por sí sola. Siempre que se mueve es porque los astronautas la desplazan o giran el mástil con la mano. De hecho, la bandera, que es metálica, tiene una barra horizontal que la sujeta por encima para que mantenga su forma. Sólo hay que ver las imágenes para comprobarlo.
  • Las estrellas no se ven en las fotos porque tienen una luminosidad muy baja. Cualquiera que haya tomado imágenes de noche sabe de esta dificultad. Sólo con un trípode y tiempos de exposición muy altos se consigue captarlas, y esto es imposible si hay algún objeto o fuente de luz más fuerte en el encuadre, ya que entonces se anulan totalmente.
  • En cuanto a los ordenadores: efectivamente eran muy rudimentarios, pero esto es algo que sólo hemos apreciado con el tiempo. En aquel momento disponían de la mejor tecnología posible.
  • Los astronautas aparecen iluminados incluso en la sombra. Imagino que es porque utilizaban flash, que es lo mismo que yo hago cuando quiero que alguien salga iluminado en fotografías a contraluz.
  • En cuanto al bigote de Michael Collins: no he visto las fotos acusatorias y no puedo opinar, pero hay que diferenciar entre sombra de barba de uno o dos días y un mostacho al estilo cosaco.
  • Algunos astronautas han muerto, tanto entre los estadounidenses como entre los rusos, víctimas de accidentes terribles, pero no comprendo que esto sea causa de incredulidad. Todos sabemos que es un oficio de enorme riesgo.
  • La impresión de la huella de la bota en la Luna se mantiene precisamente por la falta de agentes meteorológicos como el viento o la lluvia que en la Tierra erosionan las rocas y moldean el paisaje.
  • ¿Por qué no hemos vuelto? Sobre todo a causa del gran coste económico que una aventura de este tipo supone. En los tiempos de la guerra fría existía una motivación de prestigio y supremacía mundial. Hoy en día esos acicates han desaparecido y prevalecen únicamente los económicos, y por lo que hemos visto no parece que sea muy rentable la explotación de materias primas lunares.
Si te interesa el tema y quieres ver más pruebas que rebaten esta conspiración no te pierdas mi artículo anterior.

Entradas populares